Una mujer mira su piel en el espejo.

Cuidado de la piel

Cómo elegir el mejor limpiador facial para piel sensible

por Anubha Charan
30 de abril de 2024

Si tu piel tiende a reaccionar con resequedad, enrojecimiento, descamación e inflamación cuando usas productos para el cuidado de la piel, cosméticos y factores de estrés ambiental, entonces conoces bien los altibajos de la piel sensible. Un poco drástico, ¿verdad?

Sin embargo, puedes tomar medidas proteger incluso a la piel más sensible, y el primer paso es saber cómo elegir el mejor limpiador facial para piel sensible.

¿Preparada para empezar de cero?

¿Cómo saber si tienes piel sensible?

Lo primero es lo primero: ¿qué es la piel sensible? Es un tipo de piel que se caracteriza por la inflamación y la irritación debidas a factores externos (por ejemplo, alérgenos y cambios climáticos) e internos (por ejemplo, cambios hormonales). Básicamente, la piel sensible es la respuesta del organismo a factores aparentemente menores que otros tipos de piel podrían ignorar fácilmente.

Para determinar si tienes piel sensible, busca estos signos reveladores.

Enrojecimiento y erupciones cutáneas

El enrojecimiento y las erupciones cutáneas son algo más que un sofoco pasajero; son las señales de alerta de la piel sensible en respuesta a los irritantes.

Irritación

¿Sientes ardor, picazón o escozor en piel en determinadas situaciones, como cuando te pones ropa nueva o experimentas un cambio de temperatura? Aunque una irritación ocasional no es sinónimo de sensibilidad, los brotes regulares e inexplicables son un sello distintivo de la piel sensible.

Resequedad

La piel sensible suele tener dificultades para mantener la hidratación, lo que provoca una sensación de resequedad y tirantez y, a veces, incluso grietas o descamación. Se crea entonces un círculo vicioso: la resequedad puede aumentar la picazón y descamación y la piel queda más sensible.

Reactividad

La piel sensible es conocida por su rápida respuesta negativa a los nuevos productos de cuidado personal, desde el maquillaje hasta el jabón.

¿Qué es un limpiador facial líquido?

Seguramente has visto los limpiadores líquidos en los pasillos de productos para el cuidado de la piel: botellas de coloridos líquidos que prometen aliviar, iluminar, limpiar en profundidad e hidratar. Pero, ¿en qué se diferencian del jabón en barra tradicional más allá de lo evidente?

La clave está en su formulación. Los limpiadores líquidos no se limitan a contener ingredientes que permanezcan sólidos a temperatura ambiente o que necesiten estar el contacto con el agua para descomponerse y comenzar a actuar. Esto da a los limpiadores líquidos una mayor flexibilidad, por lo que tienen más posibilidades de satisfacer las necesidades de tu piel. Los científicos cosméticos pueden añadirles humectantes, emolientes y otros ingredientes beneficiosos para piel sin las mismas restricciones.

¿Los limpiadores líquidos son buenos para la piel sensible?

La respuesta corta es sí. La mayoría de los jabones en barra tradicionales tienen un pH alcalino comprendido entre 9 y 10. Esto puede eliminar los aceites naturales y la humedad de la piel, alterando su barrera natural y haciéndola aún más sensible.

Los limpiadores líquidos tienen un pH de 5 a 6, que es más similar al nivel de pH natural de la piel. Preservar el nivel de pH de la piel es fundamental para mantener una barrera cutánea fuerte y sana. Los productos con un pH elevado pueden alcalinizar demasiado la piel, haciéndola más propensa al acné, el enrojecimiento y la sensibilidad.

Los limpiadores líquidos también pueden contener ingredientes como la glicerina, ceramidas y probióticos, que restauran, en lugar de reducir, los aceites naturales para fortalecer la barrera cutánea, aliviar la resequedad, calmar la inflamación y minimizar el enrojecimiento y la picazón.

Cómo se usa un limpiador facial líquido para lavar la piel sensible

El mejor limpiador facial para pieles sensibles no contiene alcohol, fragancias, colorantes, sulfatos ni alfahidroxiácidos, que pueden aumentar la irritación. Busca también humectantes que regeneren la humedad, emolientes que suavicen la piel y probióticos que protejan el microbioma.

Prueba un limpiador suave como Neutrogena® Ultra Gentle Daily Cleanser for Sensitive Skin. Su fórmula es no comedogénica, no contiene perfume ni jabón y está clínicamente comprobado que es suave para todo tipo de piel. Además, contiene glicerina, que ayuda a aliviar, humectar, limpiar suavemente y preservar la barrera cutánea.

¿Buscas más opciones? El limpiador en gel Neutrogena® Hydro Boost Hydrating Gel Cleanser limpia suavemente, hidrata y mejora el aspecto de la piel (claridad, textura y luminosidad). Formulado con ácido hialurónico y recomendado por dermatólogos, esta fórmula sin perfume refuerza clínicamente la hidratación de la piel mientras elimina la suciedad, la grasa y el maquillaje.

Ahora que ya has elegido tu limpiador, sigue estos sencillos pasos para asegurarte de que limpia eficazmente tu piel sin irritarla.

Baja la temperatura

Este paso es esencial para evitar que la piel sensible se agrave aún más. El agua caliente puede dilatar en exceso los vasos sanguíneos, rompiendo el delicado tejido de la piel y haciéndola aún más sensible. Opta por usar agua tibia, que es menos probable que cause daños.

Aplica el limpiador con suavidad

Aplica el limpiador con movimientos suaves y circulares. Puedes obtener todos los beneficios en 20 o 30 segundos de lavado, así que evita lavar o frotar en exceso. Esto minimiza la irritación, evitando el enrojecimiento y manteniendo la integridad de la piel.

Seca dando toquecitos

Para terminar el lavado, seca suavemente la piel con un paño suave y limpio. Evita frotar. Los golpecitos suaves ayudan a preservar el equilibrio y la barrera naturales de la piel. Este método es menos abrasivo y ayuda a prevenir irritaciones y daños en la superficie de la piel.

Cuidados posteriores a la limpieza para pieles sensibles

Una vez secado el rostro, aún no has terminado. Sigue estos pasos para calmar y nutrir eficazmente tu piel sensible después de la limpieza.

Hidrátala inmediatamente

Aplica un humectante mientras la piel aún está ligeramente húmeda. Esto ayuda a retener la humedad y a mantener los niveles de hidratación de la piel. Busca humectantes con ingredientes como el ácido hialurónico, la glicerina, las ceramidas y el aloe vera, conocidos por sus propiedades calmantes e hidratantes. El gel Neutrogena® Hydro Boost Gel Cream y el humectante facial Neutrogena® Daily Facial Moisturizer son ideales.

Aplica un producto reparador de la barrera cutánea

Considera la posibilidad de utilizar productos diseñados para reparar y reforzar la barrera cutánea.

Usa protección solar

El protector solar es necesaria para todos los tipos de piel, pero lo es especialmente para las pieles sensibles, que pueden ser más propensas a sufrir daño solar. Utiliza un protector solar de amplio espectro con un SPF de, al menos, 30. La piel sensible suele tolerar mejor los protectores solares minerales que contienen óxido de zinc o dióxido de titanio, así que elige una fórmula como Neutrogena® Sheer Zinc Face Mineral Sunscreen Broad Spectrum SPF 50. Galardonado con premio National Eczema Association Seal of Acceptance™ como adecuado para su uso en personas con piel sensible, este protector solar está formulado con un 100% de activos minerales y un acabado ligero y no graso.

Disfruta del cuidado nocturno

Considera la posibilidad de utilizar una crema o aceite reparador de noche para ayudar al proceso de renovación natural de la piel mientras duermes. Busca productos con ingredientes calmantes y reparadores como la lavanda, el escualano o el aceite de marula.

Una historia exitosa sobre la piel sensible

Recuerda: tratar la piel sensible no tiene por qué ser una tarea desalentadora. Comienza por hacer pequeños cambios en tu rutina de cuidado de la piel para eliminar los ingredientes agresivos e irritantes y dar prioridad a las fórmulas hidratantes y calmantes. Adopta estos sencillos pasos y verás cómo tu piel sensible prospera e irradia salud y felicidad.



Mira la historia
  • De mayor venta
    $5.09 - $11.99
  • Nuevo
    Nuevo
    Nuevo
    $10.99
  • Premiado
    $14.49

Soy adicta al cuidado de la piel, amante de los libros y de las compras y me encanta viajar por el mundo, ¡no puedo quedarme en un solo lugar!

Creemos que te gustará

Publicaciones relacionadas

Cómo se usa la niacinamida para la piel
La niacinamida es un nutriente que se encuentra en sueros, humectantes y otros productos para el cuidado de la piel. Leer más sobre cómo se usa la niacinamida para la piel.
Martes 11 de julio
Cómo tratar la piel propensa al acné: cómo armar una rutina de cuidado de la piel
¿Piel propensa al acné? Aquí te explicamos cómo saber tu tipo de piel y cómo crear una rutina que combata las manchas.
Lunes, 8 de abril
4 causas menos conocidas del acné
La edad y el tipo de piel son los factores relacionados con el acné más conocidos, pero hay otras causas de acné que podrían afectar tu piel.
Miércoles 13 de septiembre
¿Cómo cambia la piel durante el embarazo?
¿La piel durante el embarazo? Conoce las formas más comunes en que el embarazo afecta tu piel y cómo lidiar con ellas.
Viernes, 22 de septiembre
Exfoliantes químicos y físicos: ¿cuál es la diferencia y cómo se usan?
¿Quién quiere tener una piel opaca, aspera o sin brillo? ¡Nadie! La buena noticia es que hay maneras de abordar estos problemas. Es hora de conocer más sobre las diferencias entre exfoliantes químicos y físicos y cómo se usa cada uno.
Lunes 25 de julio