La ciencia de la piel, Instrucciones

Cabello seco y dañado: causas y tratamiento

por Neutrogena

Conoce las causas de la resequedad, del daño y de las puntas florecidas; descubre también cómo volver a tener un cabello saludable.

¿Cuál es la causa del cabello seco y dañado?

Tú sabes cuándo tu cabello está seco: se ve opaco, se siente áspero y le falta brillo. Pero, ¿sabías que ciertos factores como el calor, los químicos y la exposición al sol pueden causar o contribuir con este problema?

Para entender la sequedad en el cabello, necesitas entender la estructura del tallo piloso: cada filamento está cubierto por una capa exterior protectora de células con forma de tejas superpuestas llamada cutícula. En un filamento saludable, las escamas de la cutícula permanecen planas para proteger las capas interiores y ayudar al cabello a retener la humedad. Además, una cutícula suave refleja la luz, lo que crea una apariencia brillante y se siente suave y sedosa al tacto. Cuando la cutícula se daña, el cabello se torna poroso y compromete su capacidad para retener la humedad. En consecuencia, los filamentos se ven opacos y se sienten ásperos y el cabello se debilita y es más propenso a quebrarse y partirse en las puntas.

Existen muchos factores que pueden dañar la cutícula del cabello, afectar su capacidad para retener la humedad y volverse seco:

  • Peinarse frecuentemente con calor como usar el secador de cabello o los rulos térmicos, las planchas y las rizadoras
  • El procesamiento químico como los colorantes, los alisados y las permanentes
  • La exposición al sol y al viento
  • Los químicos de las piscinas
  • El aire seco de la calefacción de interiores durante los meses fríos
  • Los períodos prolongados de tiempo entre cortes, ya que las puntas del cabello se vuelven porosas con el transcurso del tiempo
  • La edad (los cambios hormonales pueden contribuir a la apariencia del cabello seco)


Combate la sequedad

Reparar el cabello seco requiere un plan de dos etapas: reducir los factores externos que dañan la cutícula y fortalecer el cabello desde el interior para que pueda retener la humedad que necesita.

Sigue estos consejos para reparar el cabello seco:

  • Al aplicar el champú, utiliza agua tibia, ya que el agua caliente puede quitar al cabello su grasa natural y resecarlo. Utiliza día por medio un champú cremoso y suave.
  • Usa un acondicionador diario cada vez que utilices champú y deja un poco de acondicionador en las puntas del cabello cuando lo enjuagues. El cabello debe sentirse sedoso, no rechinar, cuando hayas terminado de lavarlo.
  • Una vez a la semana, utiliza un acondicionador intensivo. Después del champú, estruja suavemente para retirar el agua excedente y aplica un acondicionador intensivo, especialmente desde la mitad del cabello hacia las puntas. Envuelve tu cabello con un gorro de ducha o una envoltura de plástico, esto permite retener el calor corporal que actúa sobre el acondicionador y ayuda a que penetre mejor en el cabello. Déjalo actuar durante 30 minutos antes de enjuagar.
  • Desenreda el cabello mojado con un peine de dientes anchos y sujeta los mechones de cabello por arriba mientras insertas el peine para reducir la tensión sobre los tallos pilosos al deslizar el peine. Esto evita el quiebre.
  • Cepilla el cabello seco muy suavemente con un cepillo de cerdas suaves. Esto distribuye la grasa natural del cuero cabelludo desde las raíces hacia las puntas, donde el cabello tiende a ser más seco.
  • Limita los peinados con calor. Permite que el cabello se seque hasta quedar apenas húmedo antes de secarlo con secador. Configura el secador en un nivel bajo de temperatura y asegúrate de mantenerlo a varias pulgadas de distancia del cabello. Utiliza un difusor para direccionar el flujo de aire hacia abajo, esto suaviza la cutícula y le da una apariencia más brillante al cabello.
  • Antes de nadar en una piscina, moja el cabello con agua del grifo (el agua será absorbida por la porosidad del cabello y esto impedirá que absorba los químicos del agua de la piscina). Enjuaga el cabello con agua fresca tan pronto salgas de la piscina.
  • Córtate el cabello con frecuencia, cada seis semanas aproximadamente. Recortar las puntas dañadas evita que éstas se partan y el daño posterior de la cutícula.

Cuando la cutícula se daña, el cabello se torna poroso y compromete su capacidad para retener la humedad.

Elije champús y acondicionadores con ingredientes para suavizar la cutícula, fortalecer los filamentos y humectar las capas internas del cabello, para que sea más saludable desde el interior. Algo más a saber: el aceite de oliva penetra en el centro del filamento capilar, el aceite de hierba de la pradera humecta las capas medias, el aceite de almendras dulces nutre el cabello y las proteínas de trigo lo fortalecen.

Mira la historia
  • $6.99
  • $6.99
  • $7.99
  • $7.99

La ciencia de la piel, Instrucciones

La belleza comienza con una piel saludable, por eso te ofrecemos la ciencia de la piel y guías instructivas para ayudarte a lucir la mejor piel como nunca antes.

Creemos que te gustará

Publicaciones relacionadas

Conoce más sobre las condiciones del cuero cabelludo seco, como la caspa, y cómo puedes ayudar a controlar los síntomas.
¿Tu piel se siente abrumada por contornear? ¿No tienes tiempo para las técnicas de maquillaje complicadas? El nuevo look de maquillaje natural y fácil es sin contornear.
Neutrogena® creó una amplia variedad de productos de protección solar que son geniales para diversos tipos de piel. Haz clic en el tipo de piel sobre el que te gustaría aprender más y te recomendaremos un protector solar para ti.
El sol sobre tus mejillas puede hacerte feliz, pero tu rostro aún necesita protección. Sin él, los rayos UV pueden causar arrugas, manchas en la piel o incluso cáncer de piel. Revisa esta lista para conocer esos momentos inesperados en los que deberías estar protegiendo tu piel con un protector solar humectante con SPF de amplio espectro
Descubre cómo el maquillaje mineral realza el brillo natural de tu piel.