La ciencia de la piel

¿Tienes piel envejecida? No hay razones para preocuparse

por Jenn Sinrich
17 de marzo de 2020

Desde una edad temprana, muchos de nosotros estamos condicionados para evitar las señales de la piel envejecida. No es difícil encontrar personas con la esperanza de detener el tiempo. Y mostrar señales sutiles de edad puede ser motivo de preocupación, ¡especialmente si se sienten jóvenes por dentro!

Esto podría explicar por qué ahora, más que nunca, las personas recurren a la cirugía estética. El año pasado, casi 18 millones de personas se sometieron a procedimientos cosméticos quirúrgicos y mínimamente invasivos en los EE. UU., según la American Society of Plastic Surgeons.

No se puede negar el hecho de que el envejecimiento es difícil a nivel físico, emocional y mental. Cuando te miras al espejo y ya no ves a la misma persona vivaz y enérgica que sientes internamente, puede ser alarmante y un poco desalentador. ¡Esto es totalmente comprensible! Afortunadamente, no hay necesidad de entrar en pánico.

Cómo muestra el rostro las señales de envejecimiento

Marnie B. Nussbaum, M.D., dermatóloga de New York, explica que el envejecimiento en realidad puede cambiar la forma del rostro. Esto a veces puede provocar una diferencia notable en la apariencia.

"Nuestra forma facial comienza como un triángulo invertido, con los pómulos como base y la barbilla como la punta. Sin embargo, a medida que envejecemos, la forma cambia a un triángulo al revés, con la línea de la quijada como la base y la nariz que sobresale como la punta", dice la Dra. Nussbaum. "Esto se debe a la pérdida de volumen facial causada por la pérdida de las almohadillas de grasa y la caída debido a los ligamentos débiles que hacen que la piel del rostro se caiga y cree papadas, mejillas caídas y una quijada pesada".

La zona de las cejas también se vuelve más pesada con la edad, un efecto que puede hacer que los ojos parezcan hundidos. Después de los 30 años, la tasa de producción de colágeno generalmente comienza a disminuir y a menudo causa flacidez. La tasa de renovación celular también comienza a disminuir a esa edad y puede dejar la piel con un aspecto opaco e irregular.

Cómo tratar el envejecimiento de la piel

La buena noticia es que adoptar una rutina antiedad para el cuidado de la piel desde el principio puede ayudar a combatir las señales del envejecimiento y mantener tu piel sana durante mucho tiempo. Un paso crucial en tu rutina diaria debe ser aplicar un protector solar de amplio espectro con SPF 30 o superior, ya que esta es su mejor defensa contra la descomposición del colágeno, la hiperpigmentación y el cáncer de piel.

La Dra. Nussbaum también recomienda usar un humectante ligero que aumente la hidratación y minimice los brotes de acné a cualquier edad, así como una crema hidratante para ojos. A finales de los 20 años, debes agregar vitamina C, un potente antioxidante que ayuda a evitar el daño de los radicales libres y le da a la piel un brillo saludable. "Dado que la producción de colágeno y el recambio celular disminuyen después de los 30 años, agregar retinol, un derivado de la vitamina A que disminuye las líneas de expresión, la opacidad y la producción de pigmentos, es vital para el proceso antiedad", señala.

Otra gran incorporación a su caja de herramientas antiedad es un exfoliante químico que contenga un alfa-hidroxiácido, como ácido glicólico o ácido láctico, semanalmente. Esto eliminará las células muertas para que tus poros se puedan cerrar y tu piel pueda aumentar su producción de colágeno.

Por qué no hay que temerle al envejecimiento de la piel

Si bien hay muchas cosas que puedes hacer para mantener un aspecto juvenil en tu piel, es importante recordar que el envejecimiento no tiene nada de malo. Es un proceso biológico normal por el que todos pasamos. Debe considerarse una insignia de honor, una señal de que has visto las cosas bellas de la vida y las has experimentado a fondo. Después de todo, incluso aunque no te gusten las líneas del contorno de la boca, son un recordatorio de cada broma graciosa que escuchaste y de cada foto que te tomaste sonriendo con tus amigos y familiares. No se debe temer ni evitar el envejecimiento.

Es una buena idea comprender el mecanismo subyacente de un rostro envejecido para que puedas ajustar tu enfoque al cuidado de la piel y mantener tu piel sana a medida que cambia con el tiempo. Los ingredientes que te sirven por ahora podrían no ser los mejores para tu piel en las próximas décadas.

"Por ejemplo, la renovación celular lenta puede provocar acumulación de células de la piel, poros obstruidos e inflamación, lo que causa enrojecimiento, opacidad y un aspecto irregular en la textura y el tono", dice la Dra. Nussbaum. "Las hormonas también cambian, lo que puede afectar la hidratación, la inflamación y los poros".

Al experimentar con diferentes productos y consultar a un dermatólogo, puedes encontrar una rutina de cuidado de la piel que satisfaga las necesidades de tu aspecto en evolución y mantenga la piel sana. Después de todo, es fácil coincidir en una cosa: una piel sana a cualquier edad es sin duda un gran objetivo.

Mira la historia
  • De mayor venta
    $24.99 $19.99

La ciencia de la piel

Jenn Sinrich es escritora independiente, editora y estratega de contenidos, y es apasionada por la belleza y la salud.

Creemos que te gustará

Publicaciones relacionadas

Guía para principiantes sobre acido glicólico
Probablemente este nombre te resulta conocido. Es un componente clave en muchos productos y se lo considera el santo grial de la piel, pero... ¿por qué?
Lunes 2 de diciembre
Todo sobre las condiciones del cuero cabelludo
Conoce más sobre las condiciones del cuero cabelludo seco, como la caspa, y cómo puedes ayudar a controlar los síntomas.
UVA vs. UVB: ¿cuál es la diferencia?
Nos encanta el sol, pero no nos gusta lo que nos hace en la piel. Empecemos por saber qué significan las siglas UVA y UVB, y cómo proteger tu piel.
Domingo 30 de junio
Luce una piel saludable de la cabeza a los pies
Conoce las causas de la piel seca y cómo recuperar su hidratación vital.
Consejos sobre seguridad solar para toda la familia
Protege la piel de tus familiares sin importar qué edad tengan.