Productos para el acné

¡Solucionémoslo!

¡Regresa a clases con una piel libre de acné!

Es hora de encontrar los
productos para el acné
ideales para tu rutina personalizada.

Cada brote de acné es diferente

Por ello, los productos para el acné de Neutrogena® usan una variedad de poderosos ingredientes para tratar diferentes tipos de acné y tipos de pieles.

Conoce cómo nuestra destacada tecnología funciona con ingredientes comprobados para ayudarte a tener una piel libre de acné:

Ácido Salicílico

Peróxido de benzoilo

Tecnología MicroClear®

Ácido Salicílico
Peróxido de benzoilo
Tecnología Microclear®
  • Reduce el tamaño y enrojecimiento de los brotes.

  • Ayuda a prevenir el acné antes de que aparezca.

Acné 101: ¿Cuáles son las causas del acné?

Cuando sabes cómo funciona el acné, puedes combatirlo.

Las glándulas sebáceas de tu piel son bastante útiles: generan un sebo, que protege tu piel y la mantiene hidratada. Pero cuando tu cuerpo produce demasiado sebo y este queda atrapado en los poros, promueve el crecimiento de la bacteria P. acnes-una ecuación que puede provocar brotes de acné. Con los productos para el acné de Neutrogena®, puedes hacer algo para combatir los brotes antes de que aparezcan.

Los puntos blancos (bultitos blanquecinos o del color de la piel) aparecen cuando los poros de la superficie de tu piel se obstruyen con grasa y células cutáneas muertas. Los puntos negros son similares, pero tienen una salida hacia la superficie que se oscurece cuando entra en contacto con el aire. Para combatir ambos tipos de brotes de acné, necesitas el mejor tratamiento para el acné que limpie los poros y remueva el exceso de grasa. Y debido a que el acné tarda semanas en aparecer, tendrás que permanecer con tu nueva rutina por un tiempo hasta que empieces a ver resultados.

En la adolescencia, la piel produce naturalmente más sebo debido a los cambios hormonales, el medioambiente y otros factores. Y aunque hay muchas cosas de las que ocuparse, existen varias maneras para que tomes el control. Usa maquillaje y productos para el cabello sin aceite, y mantén las manos alejadas de tu acné (¡no revientes los brotes!). Además, asegúrate de dormir lo suficiente y meditar o hacer algún ejercicio, cualquier actividad que te ayude a reducir tus niveles de estrés.